Casos en los que se utiliza

casos de utilizacionAunque sus motivos pueden ser varios y variados, y cada ocasión es particular, en las ciencias económicas se tienden a agrupar los casos en los que se recurre a la NC en cinco oportunidades diferentes, contribuyendo con su expresión y estudio. Detallemos estas clasificaciones.

– Descuentos

La NC tiene su esencia contable y tributaria. Algunas empresas suelen descontar porcentajes a sus mejores clientes, o a quienes compran por grandes volúmenes. Sin embargo, por cuestiones propias de la administración, y dependiendo las formas de asentamiento en los libros contables, es común que la clientela perciba el beneficio posteriormente y a través de una NC.

– Rebajas

Según el rubro y el acuerdo al que hayan llegado las partes, puede necesitarse modificar los precios de los productos. Por ejemplo, algunos comercios de ropa arreglan con sus proveedores la compra de un volumen de vestimenta de verano incluyendo una cláusula: en caso de no lograr el objetivo de ventas y deber recurrir a una liquidación ante la inminente llegada del otoño, el proveedor rebajará el costo. Con el pago principal por parte del cliente consumado, la solución es la nota de crédito.

– Bonificaciones

Algunas empresas motivan a sus clientes para llegan a un nivel alto de compras. Significarles un cierto grado de ingresos es retribuido con mejores plazos, mayor cantidad de mercadería, menores intereses en la financiación o descuentos en los precios. En los últimos dos casos, se concede una NC a favor del cliente, dado que la contabilidad requiere registrar los dos asientos por separado (las ventas y sus ingresos por un lado, y los descuentos por el otro).

– Devoluciones

Toda producción en serie está expuesta a fallas o mermas en la calidad. Cuando los productos entregados no cumplen con los requisitos mínimos, el vendedor resarce al cliente con nueva mercadería, o le devuelve el equivalente en dinero a través de la nota de crédito. Generalmente esto último ocurre cuando las circunstancias del mercado cambian (por ejemplo, en las prendas puede que cambie la temporada, y al cliente ya no le sirvan nuevos trajes de baño), y también en los casos que el cliente no es frecuente, o sus compras son eventuales. Si el comprador solicitara todos los meses nuestros productos, probablemente se arreglara compensando con productos en la entrega siguiente, o realizándole un descuento, también con NC, en ese pedido.

Compartir...